Bossy pants (Tina Fey)

Una vez en una generación aparece una mujer que lo cambia todo. Tina Fey no es esa mujer, pero conoció a esa mujer una vez y actuó de manera extraña a su alrededor.

Antes de 30 Rock, Mean Girls y ‘Sarah Palin’, Tina Fey era solo una niña con un sueño: un sueño de estrés recurrente en el que su maestra de gimnasia de secundaria la perseguía a través de un aeropuerto local.

También soñó que algún día sería comediante en la televisión. Ella ha visto estos dos sueños hacerse realidad.

Por fin, se puede contar la historia de Tina Fey. Desde sus días de juventud como una nerd viciosa hasta su período de servicio en Saturday Night Live; desde su apasionada y desganada búsqueda de la belleza física hasta su vida como madre comiendo cosas del suelo; desde su romance universitario unilateral hasta su luna de miel casi fatal, desde el principio de este párrafo hasta esta última oración.

Tina Fey lo revela todo y demuestra lo que todos sospechábamos: no eres nadie hasta que alguien te llama mandona.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.