La vida es una improvisación (Piolo Juvera)

Durante 20 años, Piolo Juvera se ha dedicado al arte de la Improvisación teatral, que consiste en contar, actuar y cantar cuentos, historias y canciones que no han sido escritos o planeados previamente, que son creados al momento a partir de aportaciones del público. En este libro comparte cómo las enseñanzas de la “Impro” pueden aplicarse a la propia vida, que es la máxima de las improvisaciones.

Las habilidades que hay que desarrollar para cumplir con estas proezas escénicas son las mismas que el autor eligió como filosofía de vida y que ahora aborda en el libro: escucha, aceptación, decisión, adaptación, hablar fuerte y claro, estar en el aquí-y-ahora, jugar en serio, seguir al miedo, fracasar de nuevas formas, ser el protagonista que tu historia necesita, usar el error a favor.

La improvisación no es una entelequia indescifrable. Puede ser un arte. Pero también es una técnica. Tiene una metodología y unas reglas que cualquiera puede aprender. La primera y más importante de esas reglas: el SÍ-Y. Digo “SÍ” a tu propuesta “Y” agrego algo para volverla nuestra.

Comúnmente cargada de comedia, la Improvisación teatral también puede sorprendernos con historias que conmuevan y emocionen, que inspiren y sacudan. Lo mismo ocurre con el libro La vida es una improvisación: está salpicado de humor, entretenimiento y ligereza, pero se va adentrando, capa por capa, en la vida del autor, marcada por el abandono y la negligencia, por la ausencia de su padre y los intentos de suicidio de su madre. Tuvo que improvisar para sobrevivir. Ahora improvisa para vivir.
“En casa nunca se habló sobre el suicidio de mi madre. Se sumó a la lista de temas prohibidos. Como si nunca hubiera ocurrido. Pero sí ocurrió. Y aunque no lograra su cometido, sí murió. Algo en ella. Algo en mí. Algo en cada uno de los seres más cercanos muere cuando alguien intenta suicidarse.

Es fuerte. Cuando la persona que te dio la vida le otorga un valor tan inferior a la vida misma, estás en aprietos. Es factible que también empieces a creer que vivir no es tan importante como lo parece para el resto del mundo. Asusta cargar con esa herencia. Incluida la genética. Cuando vienes de ahí, más te vale adjudicarle a la vida otro valor, arbitrariamente, y establecer tus propias reglas. Cuando no le importas a tu propia madre, más te vale importarte lo suficiente a ti mismo.”
La vida es una improvisación. Aviéntate. Ya sabrás qué hacer mientras vas cayendo no es una guía educativa, ni un frío instructivo, sino un libro personal e íntimo, con poderosas analogías, divertidas anécdotas, emocionantes crónicas y relatos cargados de vulnerabilidad que puedan resonar en los demás. Es un libro que Piolo Juvera estuvo pensando y planeando un buen tiempo, hasta que por fin se decidió a escuchar sus propios consejos y lo escribió.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.